Blog Comex

Manifiesto Terrestre Electrónico – MIC/DTA

By 20 septiembre, 2018 No Comments

Manifiesto Terrestre Electrónico – MIC/DTA

Costos adicionales y responsabilidades del importador derivadas de su utilización

Estimulados por sus despachantes aduaneros la mayoría de los importadores desconoce que la utilización del Manifiesto Terrestre Electrónico – MIC/DTA en las operaciones de importación, que permite la presentación de los manifiestos de carga al ingreso al país en forma electrónica, representan diversos costos adicionales y, potencialmente, responsabilidades aduaneras y penales derivadas de su uso.

Manifiesto Terrestre Electrónico – MIC/DTA

Desde el punto de vista económico las ventajas de nacionalizar y liberar las mercaderías importadas en la aduana de ingreso al país son diversas. A título de ejemplo vamos a imaginar una importación proveniente de Brasil, por vía terrestre e ingresando al país por la aduana de Paso de los Libres, Corrientes.

1- Al ingresar a la República Argentina el camión que transporta las mercaderías debe ingresar al Complejo Terminal de Cargas – COTECAR, que es propiedad del estado nacional y no privado, por lo que el importador no debe pagar depósito fiscal por el ingreso y egreso al mismo.

2- Después que las mercaderías son liberadas por la aduana local pueden seguir rumbo hacia el destino final (depósito, industria o fábrica del importador) con el transporte internacional o incluso con uno doméstico, lo que muchas veces resulta más económico.

3- La liberación de mercaderías en la aduana de ingreso al país permite evitar el costo resultante de la utilización de depósito fiscal privado en concepto de ingreso, egreso y estadía del camión que las transporta.

4- Al eliminar del circuito el transporte hasta el depósito fiscal privado el importador también disminuye el costo final del flete, visto que las mercaderías importadas al ser liberadas en la aduana de ingreso al país seguirán rumbo desde allí hacia el destino final de las mercaderías (depósito, industria o fabrica del importador), evitando así tener que contratar y pagar un nuevo trecho de transporte desde el depósito fiscal privado hasta el lugar de entrega de las mercaderías.

5- Adicionalmente, la liberación de mercaderías en la aduana de ingreso al país permite reducir considerablemente el tiempo de recepción de las mercaderías por parte del importador.

Adicionalmente, pero no menos importante, es la eximición de la responsabilidad penal-aduanera en caso de pérdida de las mercaderías en tránsito bajo el régimen de MIC/DTA en los supuestos de robo, hurto o accidentes, lo que además de la causa judicial contra el importador determinará la necesidad de patrocinio letrado y costos adicionales, visto que será necesario comprobar judicialmente la inexistencia de mercaderías prohibidas, dolo, mala fe y, en algunos casos, importación para consumo, con la posibilidad de ver aumentada la carga tributaria tal como surge de vasta jurisprudencia derivada del incumplimiento de operaciones suspensivas de transito por dichos motivos.

Si desea ampliar informaciones contáctenos y analizaremos su caso con gusto.

Leave a Reply